De una simple diferencia física a una verdadera discapacidad estética

 Docteur Béatrice de REVIERS

crédit photo Aga-Paàyska

 

 

 

 

 

 

 

Una nueva gama de conceptos y una nueva definición de la discapacidad estética

 

A lo largo de mis encuentros con personas y familias afectadas por una particularidad estética de origen congénito y según mi propia experiencia en este ámbito, me he dado cuenta de que no todos consideramos nuestra diferencia estética de la misma manera y tampoco la percibimos necesariamente como una discapacidad.

 

Tener una visión binaria de la diferencia física clasificándola, o como una simple particularidad sin consecuencia, o como una verdadera discapacidad «estética» es, en mi opinión, demasiado simplificador y aun peligroso. La realidad es, para mí, totalmente diferente y mucho más compleja.

 

La realidad nos obliga admitir la existencia de una amplia gama en este ámbito y la posibilidad que la persona afectada pase de una zona a otra a lo largo de su vida, de sus experiencias y de sus encuentros. De hecho, ella sola es capaz de ubicarse en esta gama.

 

Particularidad física / Vulnerabilidad estética / Discapacidad estética

  • Cabe constatar que una categoría de personas afectadas considera que esta diferencia solo representa una simple particularidad física y aun, pueden verla como un motivo de orgullo que les permite destacar entre los demás como Cassandra Naud, bailarina o Yulianna Youssef,modelo, figuras públicas seguidas por miles de personas.

 

  • Otras personas viven esta particularidad física como una «vulnerabilidad estética» porque aun viviendo una vida totalmente normal al nivel social, amoroso o profesional, esta particularidad a veces afecta a su bienestar en sociedad sin limitarlos. En cambio, no podemos negar el hecho de que esta particularidad les obliga adaptarse y movilizar sus recursos para enfrentarse a ella. Una vulnerabilidad es una fragilidad, pero no constituye una incapacidad para superar una dificultad.

 

  • Por último, para algunos, esta particularidad es una verdadera «discapacidad estética» que corresponde a una alteración y una limitación de la vida en sociedad siguiendo las 3 dimensiones definidas por la OMS que son: «deficiencia, discapacidad y minusvalía que limita o impide el desempeño de un rol que se supone normal (en función de la edad, del sexo o de factores sociales y culturales)». Solo en este caso específico se puede hablar de verdadera «discapacidad estética»

 

Solo conociendo estos matices podremos ayudar a la gente a vivir su diferencia de la mejor manera posible.

 

Doctor Béatrice de REVIERS (Mayo de 2020)

(Copyright BdeReviers)